La actualización y amortización de pérdidas fiscales para Personas Morales.

 

C.P. Edgar Ulises Hernández Campos

Egresado de la Universidad De La Salle Bajío, A.C.

Director General de Hernández y Jiménez Contadores Públicos, S.C.

Socio de la firma nacional de asesores y consultores Chamlaty, Pérez y Asociados, S.C. http://www.chamlatyperez.com/
Socio Activo del Colegio de Contadores Públicos de León, A.C.
Miembro del Instituto Mexicano de Contadores Públicos, A.C.

Catedrático del área fiscal y contable en la Universidad de la Salle Bajío, A.C. en las Licenciaturas en Contaduría Pública y Administración de Empresas.
 Expositor de Conferencias a nivel nacional de temas contables y fiscales en Universidades, Foros,  Colegios de Empresarios, de Contadores y el Servicio de Administración Tributaria.
Articulista de: PaF, Nuevo Consultorio Fiscal, Fiscalistas, Agenda Contable, Offix Fiscal y CpWare

Síndico del Contribuyente ante el SAT representando a la Universidad De La Salle Bajío, A.C.
Representante de la Asociación Nacional de Fiscalistas.net, A.C. en el Estado de Guanajuato

e-mail: edgar_ulises@hotmail.com
e-mail: euhernandez@fiscalistas.net

 

 

Introducción.

 

Uno de los aspectos que representa en algunas circunstancias problemas para los contribuyentes del Título II (Personas Morales) de la Ley del Impuesto sobre la Renta (LISR), sin duda es la actualización y la correcta amortización de las pérdidas fiscales, tanto en la declaración del ejercicio, como en los pagos provisionales que del Impuesto sobre la Renta (ISR) habrán de realizarse durante el ejercicio siguiente a aquel al que ocurrió la pérdida en cuestión, o bien, la actualización y amortización de pérdidas fiscales de ejercicios anteriores.

 

Es importante señalar, que de la correcta actualización de las pérdidas, dependerá en algunas circunstancias el pagar o no pagar el ISR, por lo que, se recomienda poner especial cuidado en la actualización y en la correcta amortización de las pérdidas fiscales.

 

Fundamentos.

 

¿Qué se entiende por pérdida fiscal?

 

En los términos del primer párrafo del artículo 61 de la LISR, la pérdida fiscal se define como:

 

“ARTÍCULO 61.- La pérdida fiscal será la diferencia entre los ingresos acumulables del ejercicio y las deducciones autorizadas por esta Ley, cuando el monto de estas últimas sea mayor que los ingresos.

...”

 

Ejemplo:

 

Recordemos que los artículos 17 y 20 de la LISR, definen y señalan los conceptos de ingresos acumulables, y los artículos 29, 31 y 32 de la misma Ley, señalan las deducciones autorizadas, sus requisitos y las partidas que no se consideran deducibles.

 

Supongamos, que la empresa ABC, S.A. de C.V. se dedica a la venta de artículos para el calzado, y nos pide determinar si hubo utilidad o pérdida fiscal en el ejercicio de 2002.

 

 

Ingresos Acumulables:

 

 

 

  Venta de zapatos para dama

452,000

 

 

  Venta de tenis

523,000

 

 

  Venta de accesorios

575,000

 

 

  Intereses a Favor

100,000

 

 

  Ajuste anual por inflación acumulable

25,000

 

 

Total de Ingresos Acumulables

 

1,675,000

(-)

Deducciones Autorizadas:

 

 

 

  Compras Netas

875,400

 

 

  Deducciones de Inversión

145,200

 

 

  Intereses a Cargo

36,000

 

 

  Pérdida Fiscal en venta de activos

1,000,000

 

 

  Gastos de Operación Deducibles

250,000

 

 

Total de Deducciones Autorizadas

 

2,306,600

(=)

Utilidad (Pérdida) Fiscal

 

(631,600)

 

Observando el resultado del ejemplo anterior, y estableciendo dicho concepto en la definición que establece el artículo 61 de la LISR, observamos que las deducciones autorizadas son mayores a los ingresos acumulables, y de dicha diferencia entre ambos conceptos, resulta la pérdida fiscal del ejercicio 2002.

 

¿Qué plazo tiene un contribuyente para la disminución de las pérdidas fiscales?

 

La respuesta, queda definida por el segundo párrafo del artículo 61 de la LISR, y establece que la pérdida fiscal ocurrida en un ejercicio podrá disminuirse de la utilidad fiscal de los diez ejercicios siguientes hasta agotarla.

 

¿Qué sucede si el contribuyente no disminuye una pérdida fiscal de la utilidad pudiendo haberla amortizado?

 

En los términos del tercer párrafo del artículo 61 de la LISR, debemos de señalar que, cuando el contribuyente no disminuya en un ejercicio la pérdida fiscal de ejercicios anteriores, pudiendo haberlo hecho conforme a este artículo, perderá el derecho a hacerlo en los ejercicios posteriores y hasta por la cantidad en la que pudo haberlo efectuado.

 

¿Cómo se actualiza la pérdida fiscal de un ejercicio para amortizarla contra las utilidades de los siguientes ejercicios?

 

El cuarto párrafo y quinto párrafos del artículo 61 de la LISR, disponen la forma en que habrá de actualizarse la pérdida fiscal que podrá amortizarse contra las utilidades. En esos términos, el artículo en comento, señala que:

 

 

“Artículo 61.-

...

 

Para los efectos de este artículo, el monto de la pérdida fiscal ocurrida en un ejercicio, se actualizará multiplicándolo por el factor de actualización correspondiente al periodo comprendido desde el primer mes de la segunda mitad del ejercicio en el que ocurrió y hasta el último mes del mismo ejercicio. La parte de la pérdida fiscal de ejercicios anteriores ya actualizada pendiente de aplicar contra utilidades fiscales se actualizará multiplicándola por el factor de actualización correspondiente al periodo comprendido desde el mes en el que se actualizó por última vez y hasta el último mes de la primera mitad del ejercicio en el que se aplicará.

 

Para los efectos del párrafo anterior, cuando sea impar el número de meses del ejercicio en que ocurrió la pérdida, se considerará como primer mes de la segunda mitad, el mes inmediato posterior al que corresponda la mitad del ejercicio.

...”

 

De lo anterior podemos desprender los factores que habrán de utilizarse en la actualización de las pérdidas fiscales, los cuales, pueden darse, en dos supuestos:

 

a)       Si el ejercicio al que corresponde la pérdida es un ejercicio regular (12 meses), el factor de actualización se debe de calcular con la siguiente fórmula:

 

Factor de

INPC del último mes del ejercicio en que ocurrió

Actualización

INPC del primer mes de la segunda mitad del ejercicio en que ocurrió

 

Con el factor anterior, se actualizará la pérdida fiscal por primera vez.

 

Ahora bien, adicionalmente el cuarto párrafo del artículo en estudio, nos permite la posibilidad de seguir actualizando la pérdida fiscal para futuras amortizaciones (Como en los pagos provisionales, por ejemplo), y el factor que será aplicable, lo podemos calcular con la siguiente fórmula:

 

Factor de

INPC último mes de la primer mitad del ejercicio en que se aplicará

Actualización

INPC del mes en que se actualizó por última vez

 

b)       Si el ejercicio del que se trate resulta ser irregular, y por consecuencia, el número de meses es impar, el factor resultante lo debemos de calcular en los términos del quinto párrafo del artículo en estudio, de acuerdo con lo siguiente:

 

“Artículo 61.- ...

 

Para los efectos del párrafo anterior, cuando sea impar el número de meses del ejercicio en que ocurrió la pérdida, se considerará como primer mes de la segunda mitad, el mes inmediato posterior al que corresponda la mitad del ejercicio.

...”

 

De lo anterior, debemos de señalar que el procedimiento para determinar el factor de actualización se complica, en virtud de que se deberá de considerar como mes de la segunda mitad del ejercicio, el mes inmediato posterior al que corresponda la mitad del ejercicio.

 

Debido de lo anterior, lo que debemos de hacer es, establece el número de meses del ejercicio, y posteriormente le restamos al primer mes del ejercicio un mes, que será el primero siempre. Con lo anterior tenemos ahora si un período de meses pares, por lo cual, el cálculo del factor será sencillo. Analicemos el siguiente ejemplo:

 

La empresa XYZ, S.A., inicia operaciones el 18 de Junio de 2002, y como consecuencia de dichas operaciones obtuvo una pérdida fiscal. Nos solicita, la determinación del factor de actualización que habrá de emplearse en la actualización de la pérdida fiscal del ejercicio.

 

Paso 1.- Debemos de calcular, el número de meses del ejercicio, que en el ejemplo en cuestión es de 7 meses. (junio, julio, agosto, septiembre, octubre, noviembre y diciembre).

 

Jun

Jul

Ago

Sep

Oct

Nov

Dic

1

2

3

4

5

6

7

 

Paso 2.- Una vez, que tenemos el período del ejercicio ya definido, le restamos el primer mes del ejercicio para el período de la actualización, de tal suerte que nos resulta que eliminamos de nuestro período el mes de junio, y el período queda:

 

Jun

Jul

Ago

Sep

Oct

Nov

Dic

 

1

2

3

4

5

6

 

Como se puede observar, ahora ya el período es de meses pares, por lo que, siguiendo el procedimiento para la determinación de los meses para el factor de actualización, el primer mes de la segunda mitad del ejercicio en que se deberá de actualizar la pérdida corresponde al mes de octubre y el último mes del ejercicio en que ocurrió corresponde al mes de diciembre, de acuerdo con lo siguiente:

1era. Mitad del ejercicio

 

2da. Mitad del ejercicio

 

 

 

 

 

 

 

Jul

Ago

Sep

 

Oct

Nov

Dic

1

2

3

 

1

2

3

 

Así pues, el factor de actualización quedaría:

 

Factor de

 

INPC Diciembre 2002

Actualización

 

INPC Octubre 2002

 

Nota importante: Los factores de actualización que se determinen, deberán de calcularse hasta el diezmilésimo. (Artículos 7-A del Reglamento de la Ley del Impuesto Sobre la Renta y artículo 7 del Reglamento del Código Fiscal de la Federación).

 

 

¿Puede el contribuyente “traspasar” las pérdidas fiscales a otra persona?

 

 

La respuesta es NO, ya que el propio artículo 61 de la LISR, establece que el derecho a disminuir las pérdidas fiscales es personal del contribuyente que las sufra y no podrá ser transmitido a otra persona ni como consecuencia de fusión.

 

¿Qué pasa con las pérdidas fiscales en caso de escisión de sociedades?

 

En el caso de escisión de sociedades, las pérdidas fiscales pendientes de disminuirse de utilidades fiscales, se deberán dividir entre las sociedades escindente y las escindidas, en la proporción en que se divida la suma del valor total de los inventarios y de las cuentas por cobrar relacionadas con las actividades comerciales de la escindente cuando ésta realizaba preponderantemente dichas actividades, o de los activos fijos cuando la sociedad escindente realizaba preponderantemente otras actividades empresariales. Para determinar la proporción a que se refiere este párrafo, se deberán excluir las inversiones en bienes inmuebles no afectos a la actividad preponderante.

 

Casos prácticos.

 

En los siguientes casos prácticos, abordaremos los cálculos necesarios para la amortización de las pérdidas fiscales, tanto en el cálculo del ISR anual, como en los pagos provisionales del mismo impuesto durante el ejercicio.

 

Para tales efectos, entratándose del ISR anual, nos remitimos en lo conducente al artículo 10 de la LISR, que dispone que:

 

“Artículo 10.-Las personas morales deberán calcular el impuesto sobre la renta, aplicando al resultado fiscal obtenido en el ejercicio la tasa del 32%.

 

 El impuesto que se haya determinado conforme al párrafo anterior, después de aplicar, en su caso, la reducción a que se refiere el penúltimo párrafo del artículo 81 de esta Ley, será el que se acreditará contra el impuesto al activo del mismo ejercicio, y será el causado para determinar la diferencia que se podrá acreditar adicionalmente contra el impuesto al activo, en los términos del artículo 9o. de la Ley del Impuesto al Activo.

 

El resultado fiscal del ejercicio se determinará como sigue:

 

I.- Se obtendrá la utilidad fiscal disminuyendo de la totalidad de los ingresos acumulables obtenidos en el ejercicio, las deducciones autorizadas por este Título.

 

II.- A la utilidad fiscal del ejercicio se le disminuirán, en su caso, las pérdidas fiscales pendientes de aplicar de ejercicios anteriores.

 

El impuesto del ejercicio se pagará mediante declaración que presentarán ante las oficinas autorizadas, dentro de los tres meses siguientes a la fecha en la que termine el ejercicio fiscal.

 

Las personas morales que realicen exclusivamente actividades agrícolas, ganaderas, pesqueras o silvícolas, podrán aplicar lo dispuesto en el penúltimo párrafo del artículo 81 de esta Ley.”

 

Notas:

a)       La tasa aplicable a la que se refiere el primer párrafo del artículo en comento, para el ejercicio 2003, será del 34% de conformidad con lo establecido por la fracción LXXXII de las disposiciones transitorias del ejercicio de 2002 de la LISR.

b)       Las pérdidas fiscales, sólo se amortizarán contra la utilidad fiscal determinada en los términos del mismo artículo.

 

Caso 1.  Amortización de la pérdida fiscal del ejercicio inmediato anterior contra la utilidad del ejercicio presente. (En este caso, la pérdida fiscal no se agota y se podrá amortizar contra las utilidades de los siguientes diez ejercicios hasta agotarla, ya sea en los pagos provisionales y en la propia declaración anual).

 

La empresa Sol del Sur, S.A., nos solicita la actualización y amortización de la pérdida fiscal del ejercicio 2001, contra la utilidad determinada en el ejercicio 2002 de acuerdo a los siguientes datos:

 

 

Cálculo del ISR anual del Ejercicio 2002

 

 

 

 

 

 

 

 

Ingresos Acumulables:

 

 

 

 

  Venta de zapatos para dama

362,000

 

 

 

  Venta de tenis

412,300

 

 

 

  Venta de accesorios

575,000

 

 

 

  Intereses a Favor

100,000

 

 

 

  Ajuste anual por inflación acumulable

125,000

 

 

 

Total de Ingresos Acumulables

 

1,574,300

 

(-)

Deducciones Autorizadas:

 

 

 

 

  Compras Netas

141,000

 

 

 

  Deducciones de Inversión

321,500

 

 

 

  Intereses a Cargo

12,000

 

 

 

  Pérdida Fiscal en venta de activos

12,500

 

 

 

  Gastos de Operación Deducibles

878,500

 

 

 

Total de Deducciones Autorizadas

 

1,365,500

 

(=)

Utilidad (Pérdida) Fiscal

 

208,800

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Pérdida Fiscal del ejercicio de 2001 pendiente de amortizar:

396,500

 

 

Lo que debemos de hacer, es proceder a la actualización de la pérdida en primer orden para poder amortizarla contra la utilidad fiscal del ejercicio, que en nuestro ejemplo, tiene un importe de $ 208,800.00.

 

El factor de actualización que debemos de aplicar se obtiene dividiendo el INPC de Diciembre de 2001, entre el INPC de Julio de 2001, y con números, factor queda la siguiente manera.

 

Factor de

 

INPC Diciembre 2001

Actualización

 

INPC Julio 2001

 

Sustituyendo los índices de los meses de Diciembre de 2001 y Julio de 2001, el factor resultante quedaría de la siguiente manera:

 

Factor de

 

 

97.3540

 

1.0251

Actualización

 

 

94.9670

 

 

 

Ahora bien, una vez que ya tenemos el factor de actualización aplicable, procedemos a multiplicarlo por la pérdida fiscal histórica del ejercicio de 2001, y la pérdida actualizada quedaría:

 

 

Concepto

Importes

 

Pérdida Fiscal del ejercicio de 2001 pendiente de amortizar:

396,500

(x)

Factor de Actualización

 

 

1.0251

(=)

Pérdida Fiscal del ejercicio 2001 actualizada

 

406,452

 

La amortización de la pérdida fiscal contra la utilidad del ejercicio, quedaría de la siguiente manera:

 

 

Concepto

Importes

 

Pérdida Fiscal del ejercicio 2001 actualizada

 

406,452

(-)

Utilidad Fiscal del Ejercicio de 2002

 

 

208,800

(=)

Pérdida Fiscal pendiente de amortizar (Proviene del ejercicio 2001)

197,652

 

Como se puede apreciar, el importe de la pérdida en cantidad de $ 197,652 podrá amortizarse para el siguiente ejercicio en contra de los pagos provisionales del ISR, sin perjuicio de amortizarla contra la utilidad fiscal del ejercicio siguiente. Es importante señalar, que adicionalmente, dicha pérdida fiscal, en los términos del tercer párrafo del artículo 61 de la LISR, podrá seguirse actualizando en tanto se siga amortizando hasta agotar la pérdida fiscal en cuestión.

 

Caso 2. Amortización de la pérdida fiscal en los pagos provisionales del ISR. Se amortizará la pérdida fiscal, y adicionalmente, habrá que volverla a actualizar durante el ejercicio, y, dicho importe ya actualizado, será el que sirva de importe final en la amortización en contra de la utilidad fiscal del ejercicio.

 

Planteamiento.

 

La empresa Girasoles Azules, S. De R.L., nos presenta la siguiente información:

 

 

 

 

 

 

 

Utilidad del Ejercicio Fiscal 2002

 

 

145,600

(-)

Pérdida Fiscal del Ejercicio 2001 Actualizada

 

362,100

(=)

Remanente por amortizar (Ejerc. De 2001)

 

216,500

 

 

 

 

 

 

El coeficiente de utilidad que la empresa ha venido utilizando es de:

12%

 

La empresa, nos solicita, que determinemos los pagos provisionales del ejercicio 2003, y como consecuencia, aplicaremos la pérdida fiscal actualizada, y donde proceda, debemos de seguirla actualizando:

 

Datos del ejercicio 2003:

 

Concepto

Ene

Feb

Mar

Abr

May

Jun

Jul

Ago

Sep

Oct

Nov

Dic

Ventas de piel

125,600

127,100

128,200

125,350

126,850

127,950

130,600

130,060

129,520

128,980

128,440

127,900

Ventas de suelas

256,300

257,800

258,900

256,050

257,550

258,650

261,300

260,760

260,220

259,680

259,140

258,600

Ventas de calzadores

14,500

16,000

17,100

14,250

15,750

16,850

19,500

18,960

18,420

17,880

17,340

16,800

Intereses a favor

520

400

300

270

150

50

850

310

500

125

1,500

1,980

Precio de venta de activos fijos

0

0

0

0

0

0

15,600

0

0

4,120

0

0

 

Ahora bien, ya teniendo los elementos necesarios para el cálculo de los pagos provisionales, prepararemos una cédula de trabajo mediante la cual sea posible los pagos del ISR y mostrar como habrá de amortizarse la pérdida fiscal que nos “sobró” de la amortización del ejercicio inmediato anterior. Es preciso señalar, que de acuerdo al artículo 61 de la LISR, la pérdida fiscal podrá volverse a actualizar por el período comprendido desde que se actualizó por última vez, y hasta el último mes del primera mitad del ejercicio en que se aplicará, lo que nos lleva a concluir, que, podremos actualizar nuevamente la pérdida previamente actualizada, y que, a partir del mes de Julio de 2003, el importe de la pérdida habrá aumentado por la actualización adicional que prevé el artículo en comento de la LISR.

 

Nota importante: El procedimiento para la determinación de los pagos provisionales del ISR de una persona moral, se encuentra establecido por el artículo 14 de la LISR, numeral que adicionalmente establece la posibilidad de amortizar las pérdidas fiscales actualizadas contra la utilidad fiscal que en los mismos pagos se determine, lo anterior, sin perjuicio de amortizarla contra la utilidad del ejercicio que se determine al calcular la declaración anual.

Para efectos prácticos, a continuación se transcribe el artículo 14 de la Ley en estudio:

 

“Artículo 14.- Los contribuyentes efectuarán pagos provisionales mensuales a cuenta del impuesto del ejercicio, a más tardar el día 17 del mes inmediato posterior a aquél al que corresponda el pago, conforme a las bases que a continuación se señalan:

 

I.- Se calculará el coeficiente de utilidad correspondiente al último ejercicio de doce meses por el que se hubiera o debió haberse presentado declaración. Para este efecto, se adicionará la utilidad fiscal o reducirá la pérdida fiscal del ejercicio por el que se calcule el coeficiente, según sea el caso con el importe de la deducción a que se refiere el artículo 220 de esta Ley. El resultado se dividirá entre los ingresos nominales del mismo ejercicio.

 

Las personas morales que distribuyan anticipos o rendimientos en los términos de la fracción II del artículo 110 de esta Ley, adicionarán a la utilidad fiscal o reducirán de la pérdida fiscal, según corresponda, el monto de los anticipos y rendimientos que, en su caso, hubieran distribuido a sus miembros en los términos de la fracción mencionada, en el ejercicio por el que se calcule el coeficiente.

 

Tratándose del segundo ejercicio fiscal, el primer pago provisional comprenderá el primero, el segundo y el tercer mes del ejercicio, y se considerará el coeficiente de utilidad fiscal del primer ejercicio, aun cuando no hubiera sido de doce meses.

 

Cuando en el último ejercicio de doce meses no resulte coeficiente de utilidad conforme a lo dispuesto en esta fracción, se aplicará el correspondiente al último ejercicio de doce meses por el que se tenga dicho coeficiente, sin que ese ejercicio sea anterior en más de cinco años a aquél por el que se deban efectuar los pagos provisionales.

 

Para los efectos del cálculo del coeficiente de utilidad a que se refiere esta fracción, los contribuyentes deberán aumentar o disminuir, según se trate, de la utilidad  pérdida fiscal que se deba considerar para determinar el coeficiente de utilidad, los conceptos de deducción o acumulación que tengan un efecto fiscal distinto al que tenían en el ejercicio al que corresponda el coeficiente de que se trate, excepto en los casos en que esta Ley señale un tratamiento distinto a lo señalado en este párrafo.

 

 II.- La utilidad fiscal para el pago provisional se determinará multiplicando el  coeficiente de utilidad que corresponda conforme a la fracción anterior, por los ingresos nominales correspondientes al periodo comprendido desde el inicio del ejercicio y hasta el último día del mes al que se refiere el pago.

 

Las personas morales que distribuyan anticipos o rendimientos en los términos de la fracción II del artículo 110 de esta Ley, disminuirán la utilidad fiscal para el pago provisional que se obtenga conforme al párrafo anterior con el importe de los anticipos y rendimientos que las mismas distribuyan a sus miembros en los términos de la fracción mencionada, en el periodo comprendido desde el inicio del ejercicio y hasta el último día del mes al que se refiere el pago.

 

A la utilidad fiscal determinada conforme a esta fracción se le restará, en su caso, la pérdida fiscal de ejercicios anteriores pendiente de aplicar contra las utilidades fiscales, sin perjuicio de disminuir dicha pérdida de la utilidad fiscal del ejercicio.

 

III.- Los pagos provisionales serán las cantidades que resulten de aplicar la tasa establecida en el artículo 10 de esta Ley, sobre la utilidad fiscal que se determine en los términos de la fracción que antecede, pudiendo acreditarse  contra el impuesto a pagar los pagos provisionales del mismo ejercicio efectuados con anterioridad. También podrá acreditarse contra dichos pagos provisionales la retención que se le hubiera efectuado al contribuyente en el periodo, en los términos del artículo 58 de la misma.

 

Tratándose del ejercicio de liquidación, los pagos provisionales se harán conforme a lo dispuesto en el artículo 12 de esta Ley.

 

Los ingresos nominales a que se refiere este artículo serán los ingresos acumulables, excepto el ajuste anual por inflación acumulable. Tratándose de créditos o de operaciones denominados en unidades de inversión, se considerarán ingresos nominales para los efectos de este artículo, los intereses conforme se devenguen, incluyendo el ajuste que corresponda al principal por estar los créditos u operaciones denominados en dichas unidades.

 

Los contribuyentes que inicien operaciones con motivo de una fusión de sociedades en la que surja una nueva sociedad, efectuarán, en dicho ejercicio, pagos provisionales a partir del mes en el que ocurra la fusión. Para los efectos de lo anterior, el coeficiente de utilidad a que se refiere el primer párrafo de la fracción I de este artículo, se calculará considerando de manera conjunta las utilidades o las pérdidas fiscales, los ingresos y, en su caso, el importe de la deducción a que se refiere el artículo 220 de esta Ley, de las sociedades que se fusionan. En el caso de que las sociedades que se fusionan se encuentren en el primer ejercicio de operación, el coeficiente se calculará utilizando los conceptos señalados correspondientes a dicho ejercicio. Cuando no resulte coeficiente en los términos de este párrafo, se aplicará lo dispuesto en el último párrafo de la fracción I de este artículo, considerando lo señalado en este párrafo.

 

Pagos provisionales por inicio de operaciones por escisión de sociedades Los contribuyentes que inicien operaciones con motivo de la escisión de sociedades efectuarán pagos provisionales a partir del mes en el que ocurra la escisión, considerando, para ese ejercicio, el coeficiente de utilidad de la sociedad escindente en el mismo. El coeficiente a que se refiere este párrafo, también se utilizará para los efectos del último párrafo de la fracción I de este artículo. La sociedad escindente considerará como pagos provisionales efectivamente enterados con anterioridad a la escisión, la totalidad de dichos pagos que hubiera efectuado en el ejercicio en el que ocurrió la escisión y no se podrán asignar a las sociedades escindidas, aún cuando la sociedad escindente desaparezca.

Los contribuyentes deberán presentar las declaraciones de pagos provisionales siempre que haya impuesto a pagar, saldo a favor o cuando se trate de la primera declaración en la que no tengan impuesto a cargo. No deberán presentar declaraciones de pagos provisionales en el ejercicio de iniciación de operaciones, cuando hubieran presentado el aviso de suspensión de actividades que previene el Reglamento del Código Fiscal de la Federación ni en los casos en que no haya impuesto a cargo ni saldo a favor y no se trate de la primera declaración con esta característica.”

 

Si observamos el tercer párrafo de la fracción II del artículo 14 antes trascrito, podemos observar que la LISR permite la amortización de las pérdidas fiscales contra la utilidad que se determine en los pagos provisionales.

 

A continuación, calcularemos los pagos provisionales con los datos de la empresa, y observemos, la amortización de la pérdida fiscal:

 

Nota: El remanente de la pérdida fiscal del ejercicio que amortizaremos tendrá el mismo importe por los meses de Enero a Junio, por lo que, para efectos prácticos, calcularemos primero, los pagos de Enero a Junio, para posteriormente actualizar la pérdida, y aplicar el importe actualizado en los pagos de Julio a Diciembre del ejercicio, no debiendo omitir que, el último importe actualizado, será el que sirva de base para amortizar dicha pérdida fiscal en contra de la utilidad fiscal del ejercicio.

 

Solución:

 

 

 

Girasoles Azules, S.A. de C.V.

 

 

 

 

 

 

 

Cédula de trabajo para el cálculo de los pagos provisionales del ISR del ejercicio de 2003

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Concepto

Ene

Feb

Mar

Abr

May

Jun

 

Ventas de piel

125,600

127,100

128,200

125,350

126,850

127,950

 

Ventas de suelas

256,300

257,800

258,900

256,050

257,550

258,650

 

Ventas de calzadores

14,500

16,000

17,100

14,250

15,750

16,850

 

Intereses a favor

520

400

300

270

150

50

 

Precio de venta de activos fijos

0

0

0

0

0

0

 

Suma del mes

396,920

401,300

404,500

395,920

400,300

403,500

 

Ingresos nominales

396,920

798,220

1,202,720

1,598,640

1,998,940

2,402,440

(x)

Coeficiente de utilidad

12.00%

12.00%

12.00%

12.00%

12.00%

12.00%

(=)

Utilidad Fiscal Base

47,630

95,786

144,326

191,837

239,873

288,293

(-)

Pérdidas de Ejerc. Ant. Actualizadas

216,500

216,500

216,500

216,500

216,500

216,500

(=)

Resultado Fiscal Base

0

0

0

0

23,373

71,793

(x)

Tasa del ISR

34.00%

34.00%

34.00%

34.00%

34.00%

34.00%

(=)

ISR acumulado

0

0

0

0

7,947

24,410

(-)

Pagos Provisionales Acumulados

0

0

0

0

0

7,947

(-)

ISR retenido por sist. Financiero

0

0

0

0

0

0

(=)

ISR por pagar del mes

0

0

0

0

7,947

16,463

 

Como se puede apreciar, al amortizar la pérdida fiscal, no existe impuesto por pagar durante los meses de Enero a Abril. Como se ha mencionado con anterioridad, a partir del mes de Julio habrá de actualizarse la pérdida fiscal nuevamente, ya que el tercer párrafo del artículo 61 de la LISR lo permite al señalar que, adicionalmente a la actualización original, la pérdida fiscal pendiente de amortizar contra utilidades, podrá actualizarse por el período comprendido, desde que se actualizó por última vez, que en nuestro caso, la última actualización fue en Diciembre de 2002, y hasta el último mes de la primera mitad del ejercicio en que se aplicará, que en nuestro caso, el último mes de la primer mitad del ejercicio, sería Junio de 2003. Así las cosas, para el mes de Julio de 2003, la nueva pérdida fiscal que se tendría que aplicar, quedaría actualizada de la siguiente manera:

 

Factor de

INPC último mes de la primer mitad del ejercicio en que se aplicará

Actualización

INPC del mes en que se actualizó por última vez

 

 

Factor de

 

INPC Jun 2003

Actualización

 

INPC Dic 2002

 

Factor de

 

 

104.1880

 

1.0125

Actualización

 

 

102.9040

 

 

 

 

Concepto

Importes

 

Pérdida Fiscal del ejercicio de 2001 pendiente de amortizar:

216,500

(x)

Factor de Actualización

 

 

1.0125

(=)

Pérdida Fiscal del ejercicio 2001 actualizada

 

219,201

 

Una vez que la pérdida, ya ha sido actualizada, ahora procedemos a su amortización en los pagos provisionales de Julio a Diciembre, y lo podemos apreciar en la siguiente cédula:

 

 

Girasoles Azules, S.A. de C.V.

 

 

 

 

 

 

 

Cédula de trabajo para el cálculo de los pagos provisionales del ISR del ejercicio de 2003

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Concepto

Jul

Ago

Sep

Oct

Nov

Dic

 

Ventas de piel

130,600

130,060

129,520

128,980

128,440

127,900

 

Ventas de suelas

261,300

260,760

260,220

259,680

259,140

258,600

 

Ventas de calzadores

19,500

18,960

18,420

17,880

17,340

16,800

 

Intereses a favor

850

310

500

125

1,500

1,980

 

Precio de venta de activos fijos

15,600

0

0

4,120

0

0

 

Suma del mes

427,850

410,090

408,660

410,785

406,420

405,280

 

Ingresos nominales

2,830,290

3,240,380

3,649,040

4,059,825

4,466,245

4,871,525

(x)

Coeficiente de utilidad

12.00%

12.00%

12.00%

12.00%

12.00%

12.00%

(=)

Utilidad Fiscal Base

339,635

388,846

437,885

487,179

535,949

584,583

(-)

Pérdidas de Ejerc. Ant. Actualizadas

219,201

219,201

219,201

219,201

219,201

219,201

(=)

Resultado Fiscal Base

120,433

169,644

218,683

267,978

316,748

365,382

(x)

Tasa del ISR

34.00%

34.00%

34.00%

34.00%

34.00%

34.00%

(=)

ISR acumulado

40,947

57,679

74,352

91,112

107,694

124,230

(-)

Pagos Provisionales Acumulados

24,410

40,947

57,679

74,352

91,112

107,694

(-)

ISR retenido por sist. Financiero

0

0

0

0

0

0

(=)

ISR por pagar del mes

16,538

16,732

16,673

16,760

16,582

16,535

 

Así pues, como se ha apreciado, la actualización correcta de las pérdidas, permite minimizar el pago del ISR para las personas morales. En el ejemplo anterior, la pérdida fiscal que se actualizó, tiene un importe de $ 219,021.00, mismo importe que podrá amortizarse contra la utilidad que se determine en la declaración anual del ejercicio de 2003.

 

Obviamente, si resultará pérdida fiscal en el ejercicio 2003, tendríamos que agotar en primer término la pérdida fiscal más antigua, hasta la más reciente, y así procederíamos a los posteriores actualizaciones y amortizaciones.

                                    ASOCIACION NACIONAL DE FISCALISTAS.NET A.C.